Día del Niño: Ahora denominado Día de las Infancias

Una oportunidad para celebrar las infancias y acompañarlas desde la ESI en las escuelas, para garantizar el reconocimiento de sus derechos, respetar su diversidad y promover la construcción de espacios donde crezcan y disfruten en libertad, sin estereotipos.

FUENTE: Educar

En 2020, la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación impulsó la modificación de la tradicional denominación Día del Niño por la de Día de las Infancias, con el propósito de dar cuenta de las distintas formas de la niñez y de celebrarla en su diversidad.

A partir de las transformaciones producidas en los últimos años en los planos social, cultural y normativo, se consideró que, para desnaturalizar inequidades, también era necesario trabajar el terreno simbólico, es decir, el lenguaje. La nueva denominación entonces insta a abandonar la noción androcéntrica de «niño» como sujeto universal y homogéneo, así como también a pensar las infancias desde la pluralidad, reconociendo las diferentes formas de vivirlas.

Retomando esta iniciativa de la SENAF, la Jefatura de Gabinete de Ministros invitó a todos los organismos públicos nacionales a renombrar esta jornada. De este modo, las áreas de niñez jurisdiccionales y múltiples organizaciones sociales dedicadas a la infancia se sumaron a denominarla Día de las Infancias, lo que dio origen a otras convocatorias y, también, a poner en foco la cuestión de los juegos y su condicionamiento respecto de los estereotipos de género.

La ESI acompaña a las infancias

Pensar en las infancias con los lentes de la ESI es invitar a docentes, familias y personas adultas a ejercer la perspectiva de género para visualizar y problematizar los estereotipos y mandatos constituidos socialmente en función de este. Y, al mismo tiempo, supone reflexionar y transformar las inequidades para garantizar el derecho a vivir sin violencias por cuestiones de género, identidad u orientación sexual.

Por otra parte, el Día de las Infancias constituye también una gran oportunidad para destacar la importancia del reconocimiento de niñas, niños y adolescentes en tanto sujetas y sujetos de derechos.

Desde la perspectiva de la ESI se destaca entonces la importancia de acompañar a las infancias y las adolescencias en el conocimiento de sus derechos, para garantizar su pleno ejercicio. Para esto, resulta fundamental estar al corriente de la normativa vigente nacional e internacional —mediante la cual se reconocen estos derechos—, así como también de las estrategias para visibilizarlos, respetarlos y promoverlos en su pleno ejercicio y garantía.

Se espera así favorecer desde la escuela la creación de espacios colaborativos y respetuosos de la integridad de cada persona y de la diversidad de creencias y situaciones, promoviendo distintas formas de participación ciudadana de niñas, niños y adolescentes.

Desarmando estereotipos de género en juegos y juguetes: algunas palabras para reflexionar

¿Por qué será que a las nenas se les suele regalar muñecas o cacerolas y a los nenes pelotas o autos? ¿Qué expectativas recaen sobre las infancias en los juguetes y juegos que les proponemos? Estas diferencias respecto de lo que se espera de un varón o de una mujer se van transmitiendo a lo largo de la infancia, se naturalizan, y van preparando a unos y otras para ocupar lugares distintos, que no son valorados socialmente del mismo modo. Es decir, que varones y mujeres pasan a ser desiguales, y, como venimos sosteniendo, la desigualdad no es natural sino una construcción social.

En palabras de las chicas y los chicos

 

Desde la Iniciativa Spotlight, junto con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, se lanzó la campaña titulada Sin mochilas: un experimento en el que participaron niñas y niños, cuya experiencia se plasma en el siguiente video. En él se enuncian frases tales como «El color rosa es de nena» o «Los hombres no lloran», entre otras. Al escucharlas, las y los participantes que ya antes las habían oído de boca de una persona adulta deben colocar una pelota pequeña dentro de sus mochilas. Luego, se les pide que jueguen con esa mochila puesta. Al final se les consulta su opinión, en base a su experiencia, sobre el sustento de este tipo de afirmaciones.

El quiebre del condicionamiento en los juegos 

 

Muchas veces se incentiva que las infancias jueguen a cosas distintas, según si son nenas o nenes, en función de los mandatos sociales que regulan las expectativas para los géneros.

Desde la mirada de la ESI, cuando ponemos en juego la perspectiva de género fomentamos la libre expresión y los vínculos en espacios comunes de juego, tal como sucede en el episodio «Jugamos a lo que nos gusta», perteneciente a la serie Zamba: Educación Sexual Integral 

La necesidad de diseñar nuevos juegos —que manifiesten la igualdad de género y las distintas maneras de vivenciar las infancias— es una tendencia emergente en las áreas de desarrollo tecnológico.

Tal es el caso de Crear Videojuegos para las Infancias, un programa que invita a desarrollar videojuegos pensados para niños y niñas, y que otorga importantes premios. Esta acción de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, a través de la Subsecretaría de Contenidos Públicos, promueve y fomenta la generación de contenidos lúdicos que aborden temáticas educativas con enfoque federal y desde la diversidad de identidades culturales, con perspectiva de género, de desarrollo sostenible, de interculturalidad y de accesibilidad. Otra de las iniciativas impulsadas en este sentido fue el certamen de creación de videojuegos con mujeres como protagonistas, en el marco del Día Internacional de la Mujer. 

El abordaje del Día de las Infancias comprendidas en su diversidad y desde un enfoque de derechos es un paso más hacia la libre expresión de las niñas y los niños sobre sus formas de vivir y sentir, y para la superación de los estereotipos y prejuicios que reproducen relaciones desiguales entre las personas.