La alegría por la presencialidad total en primarias porteñas y el desafío de evitar contagios

El protocolo oficial ya no exige distanciamiento de 1,5 metros dentro del aula y cada curso es una burbuja

FUENTE: La Nación

Esta semana volvieron a la presencialidad plena 290.000 alumnos y alumnas del nivel primario de escuelas públicas y privadas de la ciudad de Buenos Aires, un nuevo paso en el plan gradual que comenzó el 4 de agosto.

Cada curso es una burbuja, con espacios asignados para cada alumno dentro del aula, y la jornada ya puede ser completa.

Los 290.000 estudiantes de primaria que regresan a las clases presenciales se suman a los 190.000 del nivel secundario que inauguraron el 4 de agosto pasado el nuevo esquema gradual de presencialidad plena en la Capital.

También regresan los estudiantes del nivel superior no universitario y de los centros de formación profesional, que son otros 54.000, junto con chicos y chicas que van a instituciones de educación especial.

El lunes próximo será el turno para el nivel inicial. Cuando eso suceda, serán alrededor de 700.000 alumnos los que habrán retornado al sistema de clases prepandemia.