Pese a la pandemia, Buenos Aires sigue siendo la mejor ciudad para estudiar en la región

Trepó 9 ubicaciones y quedó en el puesto 22 a nivel internacional. Supera también a Madrid y Barcelona. En 2019 habían llegado más de 85.000 estudiantes extranjeros.

FUENTE: Clarín

Todo venía con viento a favor antes de la pandemia. La Ciudad recibía cada vez más estudiantes universitarios extranjeros, que llegaban atraídos por el nivel de las universidades, los bajos costos de estudiar acá (las universidades son gratuitas -a nivel grado-, por ejemplo), así como por la vida y la cultura porteña.

En 2019 habían llegado 85.861 jóvenes con el objetivo de estudiar. Y el gobierno porteño se entusiasmaba con el dinero que dejaba el sector: 26.401,4 millones de pesos, entre gastos de alojamiento y visitas de familiares, según un informe de la UBA. Era más del 0,5% del producto bruto de la Ciudad.

Pero llegó la pandemia, se cortaron los viajes, las fronteras se cerraron. Ezeiza aún sigue con las barreras bajas para los extranjeros. ¿En qué quedó todo este floreciente mercado?

Buenos Aires recibirá este miércoles una buena noticia. A pesar de la pandemia y el parate de los viajes internacionales, la Ciudad sigue siendo considerada la mejor urbe para estudiar de la región, según surge de la nueva edición del ranking QS de ciudades, que evalúa a 115 metrópolis del mundo y será presentado en Londres.

En esa clasificación, Buenos Aires quedó como la mejor ciudad para estudiar de América Latina y de Iberoamérica, por encima de Madrid y Barcelona. Y no sólo eso. De 2019 hasta hoy (en 2020 este estudio no se hizo por la pandemia), la Ciudad trepó nueve ubicaciones y quedó en el puesto 22 a nivel global. Por primera vez, está entre las primeras 25 ciudades del mundo. Los resultados están en www.topuniversities.com.

“Buenos Aires tiene mejores universidades que cualquier otra ciudad latinoamericana: ocupa el 13° lugar en esa métrica. También es una de las ciudades más accesibles en términos económicos, sólo por detrás de Monterrey y San Pablo. Y lo que es más importante, los estudiantes que han estudiado en Buenos Aires afirman haber tenido una experiencia más agradable que los que lo han hecho en cualquier otra ciudad de la región: Buenos Aires ocupa el puesto 34 en este aspecto, mientras que ninguna otra ciudad latinoamericana se sitúa por encima del puesto 76”, dijeron a Clarín los autores del estudio.

Londres lidera el ranking por tercera vez consecutiva. Le siguen, en el top 10, Munich, Seúl, Tokio, Berlín, Melbourne, Zurich, Sydney, París y Montreal.

Alemania y Australia son los únicos países que tienen dos ciudades entre las diez mejores ubicadas. Estados Unidos clasificó a 15 metrópolis, pero todas ellas caen año tras año en el indicador de deseabilidad.

En 2019, la mayoría de los jóvenes que llegaban a Buenos Aires para estudiar lo hacían en programas cortos. Otros participaban de “intercambios”, de un semestre o un año. Después venían los dos formatos más clásicos: los que hacen alguna carrera de grado, o un máster o posgrado.

Con la pandemia, se expandió la cantidad de estudiantes extranjeros que optan por la oferta online. “Las universidades argentinas han tenido un incremento en la matrícula de aproximadamente un 30%, que incluye a estudiantes internacionales, producto de las facilidades que implica la educación a distancia”, le dice a Clarín Fernando Straface, secretario general de gobierno y de relaciones internacionales de la Ciudad.

Desde esa oficina se viene trabajando desde hace años para sumar más estudiantes internacionales. En 2018, firmaron un convenio con 22 universidades, entre ellas la UBA, en el marco del programa “Study Buenos Aires”, que les brinda facilidades a los jóvenes que llegan. Sobre todo, para los primeros días, como un “kit de pre arribo” que incluye una línea gratuita para el celular, una tarjeta SUBE y una tarifa especial en hostels para las primeras noches.

El convenio hoy sigue vigente, y este año se sumaron tres universidades: la Nacional de José C. Paz, la Nacional de Hurlingham y la Universidad Siglo 21.

Clarín le preguntó a Straface si se podría pensar en abrir la entrada al país a estudiantes universitarios ya vacunados.

“Es una facultad del Gobierno nacional. Más allá de eso desde hace unos meses el segmento de estudiantes internacionales se viene reactivando, con cada vez más búsquedas de destinos e interés. Eso ha hecho que muchos países y ciudades retomen la competencia para atraerlos”, dijo el funcionario.

Explicó que la estrategia oficial incluye una “campaña digital de posicionamiento” que ya empezó a implementarse en Madrid, Barcelona, Medellín, Lima, San Pablo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte, Brasilia, Montevideo, Santiago de Chile, Asunción, que son las principales ciudades de origen de los jóvenes que llegan a Buenos Aires.

En su afán por conseguir más estudiantes internacionales, la Ciudad ahora apuesta a China. “Sabemos que hay más de 20.000 estudiantes de español en China, y el número crece año a año. Queremos que cada vez más estudiantes chinos nos elijan. Estamos ayudando a nuestras universidades a incrementar los vínculos con más universidades chinas, que es el primer paso para poder incrementar la cantidad de estudiantes chinos”, explicó Straface.

“Desde que comenzamos a trabajar con China el año pasado, ya concretamos casi 100 reuniones bilaterales entre universidades chinas y de la Ciudad, que están avanzando en al menos 10 convenios bilaterales. También estamos trabajando con las universidades para generar una oferta diferencial para China que impulse la elección de Buenos Aires por sobre otros destinos como España o México, con cursos cortos de cultura, de español seminarios especialmente diseñados para estudiantes chinos”, agregó.

El ranking QS es realizado por la consultora británica Quacquarelli Symonds. Clasifican a las ciudades de al menos 250.000 habitantes y con al menos dos universidades ubicadas en rankings QS de universidades, donde la UBA se ubica entre las primeras cien del mundo.

Toman en cuenta diversos parámetros como el nivel académico de las universidades que hay en la ciudad; la cantidad y diversidad de estudiantes; así como lo deseable y accesible que resulta desde el punto de vista económico. Lo hacen sobre la base de datos objetivos de las universidades y también con encuestas de percepción a más de 95mil estudiantes.

La Ciudad ahora va por los “nómades digitales”

Los jóvenes del mundo ya ven a la Ciudad como un buen lugar para estudiar. Con eso adentro, ahora la Ciudad se propone conquistar a otro segmento joven: los “nómades digitales”: profesionales que gracias al teletrabajo puede radicarse en cualquier destino.

La Ciudad estima que pueden venir unos 22 mil al año y piden un visado especial que los habilite a residir en el país por hasta un año.

“La atracción de nómades digitales es parte de nuestra estrategia desde mediados del año pasado. Es un segmento que gasta más que un visitante tradicional, y que identificamos que iba a crecer significativamente luego de la pandemia. Armamos un programa de beneficios producto de los más de 40 acuerdos con hoteles, espacios de coworking, y otros proveedores de servicios del sector privado”, explica Fernando Straface, secretario de relaciones internacionales de la Ciudad.

“La aprobación de la visa depende del gobierno nacional, hemos tenido buenas reuniones y esperamos que se pueda avanzar en el corto plazo. Tenemos todo para atraer a un segmento emergente y de mucha relevancia por lo que pueden generar en términos de percepción y de ingresos para nuestro país. Hay que sumar la mayor cantidad de incentivos para poder competir en un mercado tan exigente como ese”, agregó.