Vuelve la presencialidad completa a la secundaria

Será desde el lunes 5 de julio. Cada institución deberá organizar burbujas y horarios en función del tamaño de sus aulas y la ventilación.

FUENTE: Clarín

Los estudiantes de las escuelas secundarias de la Ciudad de Buenos Aires recuperarán la presencialidad dos semanas antes de las vacaciones de invierno. Será a partir del lunes 5 de julio. Y en estos días que quedan por delante, las escuelas tendrán que reorganizar infraestructura y horarios; igual que las familias, que volverán a retomar cierta normalidad con los chicos y las chicas nuevamente en las aulas.

Pero por más que estén habilitadas, no todas las secundarias podrán implementar una presencialidad total. Dependerá de las condiciones de cada una. Fundamentalmente, de los metros cuadrados de sus aulas y de la ventilación.

Tanto a nivel de la educación, como en el resto de las actividades comerciales y culturales, estas medidas se dan en un marco epidemiológico de contagios “estabilizados y a la baja”, según describen las autoridades porteñas.

“El promedio de casos nuevos por día bajó en las últimas 4 semanas de 2.700 a 1.200. Y la tasa de contagiosidad (R) se mantiene por debajo de uno, en 0,90. El descenso empieza a impactar en la menor ocupación de las camas de terapia intensiva”, explicaron desde el Ministerio de Salud.

Con estos números a favor, se planteó este nuevo escenario en donde ahora sí todos los niveles de la educación (maternal, inicial, primaria y secundaria) regresan a la presencialidad. Mientras que la educación para adultos y la formación docente, técnica superior y profesional, podrá realizar prácticas presenciales.

Según el Ministerio de Educación porteño, esto aumentará un 16% la circulación de personas. “El escenario actual nos muestra a 596.218 personas moviéndose exclusivamente por temas escolares. Ahora serán 692.260”, evaluaron.

Las vacaciones de invierno se mantienen: serán entre el 19 y el 30 de julio. En Educación entienden que estas dos semanas antes del receso “van a ser fundamentales para que los chicos y las chicas puedan reforzar sus aprendizajes previo al cierre de cuatrimestre”, explicaron.

Durante la primera semana de junio, luego de un confinamiento estricto de 9 días por la suba de contagios de coronavirus, los 55 mil estudiantes de 3°, 4°, 5° y 6° año pasaron a la modalidad virtual plena. Y el 14 de junio se decidió ampliar hacia una bimodalidad.

Rodolfo de Vincenzi, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Institutos de Enseñanza Privada y rector de la UAI, asegura que las escuelas están preparadas para retomar la presencialidad.

En marzo se arrancó el ciclo lectivo pleno, después hubo que implementar modificaciones. Siempre poniendo el foco en los protocolos, los establecimientos fueron adaptando las clases en función de una ecuación en la que incide la infraestructura. Porque recordemos que la cantidad de estudiantes en las burbujas tiene que ver con los metros cuadrados disponibles en las aulas y la ventilación“, puntualiza De Vincenzi.

Lo cierto es que cada escuela debió adaptar la modalidad de enseñanza en función de lo que indica el protocolo y de las condiciones edilicias.

“Hay docentes aislados que terminan dando clases desde la casa y con los alumnos tomándolas desde el aula. O un estudiante aislado accediendo a las clases por streaming desde su casa. Los protocolos plantean situaciones generales, pero la realidad obligó a las escuelas a adaptarse y muchas cosas debieron resolverse en el momento”, dice De Vicenzi.

Y opina: “Entiendo que quizás muchas escuelas no puedan volver 100% a la presencialidad, porque sobre todo en secundaria ha habido una buena adaptación a la bimodalidad o lo virtual. Pero creo que la presencialidad garantiza la universalidad del conocimiento. Y, sobre todo en secundaria, la escuela te forma para la vida ciudadana y social. Y en este punto también la presencialidad es clave“. 

Según el Ministerio de Educación de la Ciudad, desde febrero hubo 15.856 casos confirmados de coronavirus entre las más de 700 mil personas que intervienen en el universo escolar (docentes, no docentes y alumnos). En este momento se encuentra bajo protocolo el 0,14% de la población educativa total, lo que ha generado el aislamiento de 502 burbujas (1,11%).

Respecto a los testeos y la vacunación, y según la información oficial, se vacunó al 100% del personal docente y no docente empadronado. Y se realizaron 153.646 testeos. De los testeos han resultado 5.765 positivos de antígeno y 1.658 positivos en la evaluación de PCR.